compresores

Los sistemas de aire o gas comprimido se utilizan en casi todas las instalaciones industriales para diversas aplicaciones, especialmente para la refrigeración. Al contar con componentes móviles, se requiere de fluidos hidráulicos para lubricarlos y que sigan operando de forma continua.

La función del aceite para compresores es sellar, lubricar y mantener la temperatura en los componentes internos, de modo que consuman menos energía eléctrica al evitar la fricción. Las plantas de fabricación que utilizan sistemas de aire comprimido suelen tener altos costos de energía consumida por estas máquinas, por lo que una lubricación adecuada es una forma de reducir costos y, al mismo tiempo, prolongar su vida útil.

Al elegir el aceite para compresores, es importante que sea compatible con el líquido refrigerante; asimismo, debes asegurarte de que el compresor se encuentre sellado, limpio y seco para que esté a temperatura óptima aunque las piezas se encuentren en movimiento.

Pasos a seguir para lubricar un compresor

  • Antes de empezar, asegúrate de tener un embudo, guantes, un contenedor de plástico y un pedazo de tela que no deje pelusa.
  • Enciende el compresor por unos minutos para calentar el aceite viejo y que fluya fácilmente y puedas vaciarlo en el contenedor.
  • Apaga el motor, desconéctalo y retira la tapa de llenado para que entre un poco de aire y el aceite fluya más rápido.
  • Retira el tapón de drenaje y coloca el contenedor por debajo para recoger el aceite viejo. Espera a que salga todo el producto y asegúrate de que no cae al suelo.
  • Retira el filtro de aceite y cámbialo por uno nuevo para que te asegures de que seguirá cumpliendo su misión. También puedes cambiar el filtro de aire durante este procedimiento para que siga funcionando de forma óptima.
  • Utilizando el embudo para evitar derrames, vierte el aceite hasta alcanzar el nivel adecuado, lo que puedes comprobar usando una varilla medidora.

Quizás le interese leer: ¿Cómo elegir la lubricación adecuada para cada maquinaria?

¿Qué hacer con el aceite viejo?

El aceite quemado es fuente de contaminación de suelos y aguas, además puede obstruir las alcantarillas y dañar ecosistemas si lo desechas de forma inadecuada. Lo ideal es verterlo en un contenedor de plástico y llevarlo a un punto de reciclaje para que se le dé un tratamiento ecológico posterior.

¿Cuándo hacer el cambio de aceite para compresor?

Usualmente se reemplazan los aceites para compresores una vez al año, aunque el proceso puede hacerse con mayor frecuencia de acuerdo con las indicaciones del manual de propietario.

Recuerda que si no mantienes lubricadas las partes móviles de tu compresor, éstas comenzarán a friccionar entre sí y a provocar problemas como sobrecalentamiento, cenizas, incremento en el consumo energético, entre otras problemáticas que puedes evitar.

En Pochteca somos distribuidores autorizados de lubricantes industriales Castrol y con nosotros encontrarás aceites, fluidos hidráulicos, grasas multipropósitos y más, para todas las industrias. Contáctanos a través de nuestro chat en línea, al correo castrollubricantes@pochteca.net o al teléfono 800-813-0600, con gusto te atenderemos.

Archivos