¿Cómo prevenir la corrosión con el lubricante adecuado?

prevenir corrosion lubricante anticorrosionUno de los problemas más frecuentes en los motores de todo tipo de maquinaria es la corrosión, elemento que se presenta debido al incremento de la humedad que provoca fricción entre los componentes metálicos. En los motores de combustión interna, además de la humedad del combustible, la corrosión surge por la formación de ácido sulfúrico provocada por la combinación de azufre, gasolina y agua, la cual suele repeler el aceite encargado de reducir la fricción y evitar que la humedad se adhiera a las piezas metálicas y las oxide.

Los lubricantes anticorrosión son la mejor alternativa para evitar que esto suceda, así como un cambio frecuente del lubricante para que sus propiedades no se pierdan conforme el uso y el paso del tiempo.

Si bien las piezas móviles de los motores de maquinaria industrial moderna son fabricadas con metales y aleaciones de acero inoxidable, el riesgo de oxidación y corrosión sigue estando presente debido a los factores mencionados anteriormente, por ello prevenir su aparición es lo más recomendable, y para eso es necesario:

  • Limpiar el motor periódicamente. Eliminar la grasa acumulada en las piezas metálicas, sacudir los residuos, polvo y secar la humedad -en caso de que se presente- procedente del agua que se encuentra en el combustible.
  • Elegir lubricantes con aditivos contra la corrosión. Los más utilizados son los sulfonatos de metales alcalinotérreos, que tienen propiedades detergentes y dispersoras, que mantienen limpio el motor. Otros productos utilizados son los llamados “ashless” (sin cenizas), que son sales amónicas de ácidos sulfónicos y evitan la formación de cenizas o residuos ocasionados por la combustión del combustible.

Quizás le interese leer: Beneficios del uso de aceites sintéticos

  • Líquido refrigerante. La corrosión también se presenta debido al incremento en la temperatura, por lo que el líquido refrigerante es esencial para evitar las incrustaciones. Los aditivos más utilizados son el benzoato sódico, nitrato sódico y el dicromato potásico; los aceites emulsionables son recomendables en ciertos casos, ya que forman una película protectora entre las piezas metálicas.
  • Reemplazar el lubricante. El lubricante arrastra las partículas contaminantes presentes en el motor, y algunas de estas son causantes de la corrosión, por lo que es importante la limpieza y el reemplazo del lubricante para evitar la formación de incrustaciones y humedad. Además, al cambiar el lubricante a tiempo se mantienen sus cualidades protectoras y repelentes de la humedad.
Prevén la formación de óxido en tu maquinaria: en Pochteca encontrarás una gran variedad de lubricantes anticorrosión de la marca Castrol. Para más información y asesoría, contáctanos al número 800 8130600, mándanos un correo a castrollubricantes@pochteca.net o usa nuestro chat en línea. También te invitamos a usar nuestro cotizador para encontrar el producto que necesitas.
Archivos