¿Cuáles son los aceites minerales y por qué se denominan así?

Aceites minerales

El concepto de aceites lubricantes existe desde que los seres humanos comenzaron a usar herramientas para construir todo tipo de edificaciones. Sus funciones siempre han sido las mismas: prevenir la fricción, evitar la corrosión, facilitar el movimiento de engranajes, entre otras, y en la antigüedad se usaban sebos de grasa animal o vegetal, como el aceite de oliva.

Al llegar el Siglo XIX, el uso de maquinaria industrial ameritó un lubricante más confiable, de producción masiva y que realizara sus funciones en condiciones más severas, lo que dio origen al aceite mineral.

¿Qué es el aceite mineral?

Los lubricantes minerales son líquidos derivados del petróleo (que es un aceite mineral) por lo que también se conocen como petrolatum o petrolato líquido. Se obtienen a través de un proceso de destilación del petróleo crudo y tiene una consistencia similar a la de la vaselina y podemos encontrar diferentes tipos en función de su densidad, viscosidad e hidrocarburos de cadena larga que los componen.

En un inicio, los aceites minerales se utilizaban para maquinaria industrial, vehículos de diésel, barcos y a partir de la década de 1920 con el proceso de refinería y el uso de aditivos para mejorar la calidad de los productos industriales, su uso se extendió aún más.

Clasificación de los aceites minerales con base en sus hidrocarburos

  • Parafínicos. Compuestos por hidrocarburos no cíclicos.
  • Aromáticos. Compuestos por hidrocarburos aromáticos.
  • Nafténicos. Compuestos por hidrocarburos cíclicos.

Usos industriales

Los aceites minerales son productos de la destilación del petróleo y tienen muchas aplicaciones tanto en el campo de la industria cosmética como en la formulación de lubricantes para sistemas de refrigeración, vehículos, maquinaria, entre otros procesos industriales.

A nivel científico, los aceites minerales se usan en los laboratorios de investigación y desarrollo de productos industriales porque no conducen electricidad, aísla el aire y la humedad, por lo que es muy útil para proteger a los componentes metálicos de las distintas máquinas industriales de la corrosión y oxidación.

Además, es un producto resistente ante la fuerza de compresión, por lo que también se usa como lubricante para prensas hidráulicas.

Por otro lado, el aceite mineral previene la absorción de la humedad presente en el aire, por lo que se usa para proteger a los metales alcalinos como el litio, sodio y potasio, que además son muy reactivos y se deben almacenar en inmersión en aceite para evitar que reaccionen con el aire.

Aceites minerales

Diferencias entre el aceite mineral y el sintético

Los aceites minerales se obtienen del petróleo, por lo que son de origen orgánico. Se formulan después de la destilación del petróleo crudo, después del gasóleo y antes del alquitrán por lo que son de fácil obtención y de costo asequible.

Su índice de viscosidad natural es bajo, por lo que los lubricantes minerales necesitan una gran cantidad de aditivos para ofrecer las condiciones de lubricación requeridas por la maquinaria industrial donde se trabaja a altas temperaturas, en condiciones extremas, se deben mezclar con otros productos como los refrigerantes y mantenerse estables en amplios rangos de temperatura.

Por su parte, los aceites sintéticos se formulan con una base formada por síntesis, que es de tres a cinco veces más costosa de producir que la base mineral, y pueden provenir del petróleo o no.

En las últimas décadas el aceite mineral ha caído en desuso debido a la producción masiva de los productos sintéticos, ya que si bien son más económicos y de origen orgánico, no siempre se adaptan a los requerimientos de entornos industriales donde se trabaja en condiciones extremas.

Sin embargo, su uso aún es frecuente en algunos motores, maquinaria y laboratorios de investigación. En general se recomiendan los lubricantes con base mineral cuando los motores o las piezas mecánicas se exponen al agua, ya que son muy resistentes y no se mezclan fácilmente con el agua.

Función de los aditivos en los lubricantes minerales

En general, los lubricantes minerales son de tipo mono grado, es decir que cuentan con un solo grado de viscosidad para evitar el desgaste en las piezas metálicas. Por ello los aditivos se añaden para incrementar su funcionalidad en otras condiciones de trabajo, mejorar la fluidez, proteger a los componentes de posibles derrames de combustible, cambios fisicoquímicos, evitar que se desgaste rápidamente, añadir nuevas funciones al lubricante, entre otras funciones.

Para esto, los aditivos que más se usan son:

  • Mejoradores de viscosidad
  • Antiespumantes
  • Antioxidantes
  • Inhibidores de corrosión
  • Diluyentes.
  • Depresores del punto de fluidez
  • Detergentes
  • Dispersantes
  • Anti-desgaste
  • Modificadores de fricción

Algunos fabricantes de motores y vehículos siguen recomendando el uso de lubricantes minerales con aditivos porque alargan la vida útil del motor, reducen el consumo de combustible, mejora el arranque del motor y reduce las emisiones de gases contaminantes.

La marca Castrol cuenta con gran variedad de formulaciones de lubricantes industriales y minerales para maquinaria industrial, automóviles, motocicletas y vehículos de diésel, y en Pochteca somos distribuidores autorizados por lo que con nosotros encontrarás los lubricantes que necesitas para proteger a tus máquinas.

Te invitamos a navegar por nuestra tienda en línea y utiliza el cotizador para que coticemos tu proyecto, y si tienes dudas o necesitas más información, puedes usar nuestro chat en línea donde te atenderemos con gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos