mantenimiento de tractor

Los tractores agrícolas son maquinarias de uso rudo que se utilizan para el trabajo en el campo. Están constantemente expuestos a contaminantes, condiciones ambientales extremas y a largas jornadas de trabajo, por ello, darles mantenimiento es indispensable para evitar pérdidas operativas y económicas, tener un consumo de combustible adecuado y prolongar su vida útil.

Hoy te daremos una guía de mantenimiento para ayudarte a conservarlo en condiciones óptimas y aprovechar sus beneficios al máximo.

Lee el manual del fabricante

Como con todas las máquinas de trabajo, leer el manual del fabricante te ayudará a conocer las peculiaridades del modelo de tu tractor, los tipos de lubricantes (aceites y grasas), combustible, periodos de cambio de aceite, así como los componentes de cada sistema, de modo que puedas programar los periodos de mantenimiento y utilizar los productos recomendados por el fabricante para conservarlo en buenas condiciones e implementar prácticas correctas de uso.

mantenimiento de motor

Limpieza diaria

Después de cada jornada de trabajo, es importante limpiar el tractor para retirarle el barro acumulado y desechos que hayan quedado en la parrilla, los neumáticos o la carrocería, esto con el fin de prevenir que las manchas se adhieran a las superficies y provoquen la oxidación de los metales. Asimismo, te recomendamos no dejar el tractor en la intemperie, sino protegido del sol, el polvo y la lluvia, especialmente cuando no lo estás utilizando.

Supervisa el tractor antes y después de cada jornada

Además de asegurarte de que todas las piezas se encuentran en su lugar, las revisiones visuales te ayudarán a detectar fugas de líquidos o manchas frescas provenientes del tanque de aceite, de combustible o fugas de líquido hidráulico, considerar también el anticongelante del radiador.

En caso de detectar alguna fuga, debes buscar su origen y repararla lo antes posible ya que la pérdida de los líquidos mencionados puede afectar el funcionamiento del sistema donde se llevó a cabo la pérdida, provocando averías costosas, difíciles de reparar y que impliquen el paro de labores y producción.

En muchas ocasiones, las pérdidas son fáciles de tratar por el mismo operador. Por ejemplo, apretar tapones mal puestos, ajustar tubos de circuitos o cambiar mangueras fisuradas. Pero si el daño es mayor, como juntas o piezas averiadas, es importante acudir con el mecánico para la reparación.

Supervisa los neumáticos

La revisión visual también debe abarcar los neumáticos con el fin de detectar posibles fisuras, metales clavados (clavos, etc.), o que la presión de aire sea correcta antes de poner en marcha al tractor. En caso de que las caras externas de las llantas estén muy lisas, o que tengan “panzas”, se debe medir la presión y agregar aire, o bien, hacer el cambio de neumático.

llantas de un tractor

Revisión de mangueras, filtros y correas

Esta revisión puede hacerla el operador de forma semanal para detectar posibles fallas en los conductos que transportan los fluidos a los respectivos sistemas, ya que si están contaminados pueden reducir el rendimiento del tractor, provocar problemas en la dirección, en el sistema hidráulico y en el consumo de lubricante, anticongelante y combustible.

Revisa los indicadores

Así como los vehículos de uso diario, los tractores también tienen indicadores en sus diferentes sistemas, que sirven para corroborar el nivel de los fluidos. Todos los días debes sacar la varilla medidora de aceite para asegurarte de que esté en un nivel óptimo y, en caso de que falte, ponerle un poco del mismo aceite que se esté usando.

Registra la información de tus revisiones

Es muy importante llevar una bitácora con los resultados de las revisiones, especialmente si tuviste que hacer alguna reparación. De este modo podrás tener las fechas de cambio de aceite, cambio de filtros, cambio de neumáticos, reparaciones de piezas, entre otras que te ayudarán a llevar el control del mantenimiento de tu tractor o flotilla de tractores.

Revisa el sistema de combustible

El sistema de alimentación de combustible es uno de los más importantes, que debe mantenerse libre de agua, aceite, fluidos hidráulicos y suciedad para evitar que se contamine. El filtro de combustible debe cambiarse con base en las recomendaciones del fabricante para evitar que ingresen impurezas al tanque.

Verifica el sistema de refrigeración

El sistema de refrigeración es muy importante en los tractores ya que ayuda a mantener la temperatura de trabajo en niveles óptimos. En general, el fluido del radiador debe reemplazarse cada dos años, ya que pierde sus propiedades con el paso del tiempo y el uso, pero aun así es indispensable supervisar que la correa esté en buenas condiciones, que el líquido de refrigeración esté en un nivel correcto y que la tapa del radiador no esté oxidada.

motor de un tractor

Niveles óptimos de lubricación

No solo los depositos de aceites son importantes (hidraulico, transmisión, motor, puntos a grasa etc.), también los componentes que están en movimiento necesitan lubricación para evitar que generen fricciones que puedan contaminar al sistema y causar sobrecalentamiento, ruidos extraños y pérdida de potencia.

Esperamos que esta guía te ayude a dar mantenimiento a tu tractor para sacarle el máximo provecho, ahorrar dinero en reparaciones y obtener el mejor rendimiento de tu maquinaria. En Pochteca somos distribuidores autorizados de la marca Castrol y con nosotros encontrarás lubricantes para maquinaria, navega por nuestra página web o escríbenos a través del chat en línea donde con gusto te atenderemos y resolveremos tus dudas.

Archivos