Los lubricantes para aviación, ¿Qué funciones desempeñan?

Las aeronaves de todo tipo requieren sistemas sofisticados para volar. Uno de los componentes más importantes es el motor, cuya misión es producir el movimiento a través de una fuente de energía externa.

Al igual que otros motores, los de aviación requieren un sistema de lubricación que evite un desgaste rápido por la fricción de los elementos móviles y el sobrecalentamiento, ya que si esto ocurre el motor podría quedar inservible.

En esta nueva entrada para el blog te contaremos la importancia de la lubricación para motores de avión. ¡Comencemos!

Funcionamiento básico del motor de aviones

Los motores son turbos a través de los cuales pasa una masa de aire expulsada al exterior a gran velocidad. Esta aceleración es la que produce la fuerza necesaria para impulsar al avión hacia delante a una velocidad tan alta que contrarresta la gravedad y hace que la aeronave se eleve. Tras despegar, y cuando se alcanza la altura de vuelo, los motores trabajan a una velocidad aproximada de 900 kilómetros por hora.

Los primeros aviones eran impulsados por motores de hélice, y tras las constantes evoluciones tecnológicas y mecánicas, los motores han evolucionado hasta llegar a los de reacción que se usan en la actualidad, y que soportan temperaturas más altas y son más silenciosos.

funcionamiento de los lubricantes para aviación

En general, los motores a reacción que usan los aviones comerciales realizan cuatro tiempos (como los motores automotrices): compresión, combustión, expansión y escape. El aire entra al motor y aumenta la presión de forma gradual hasta lograr la compresión. Este aire comprimido llega a la cámara de combustión donde se inyecta el combustible e incrementa la presión y temperatura del ambiente.

El flujo de gases llega a las turbinas donde parte de la energía se transforma en el movimiento que da acción a los componentes del motor. Después de dejar las turbinas, el aire pasa al escape para ser expulsado al exterior del motor y producir la fuerza necesaria para impulsar al avión hacia delante.

Para asegurar que los motores de aviación funcionen adecuadamente se deben realizar revisiones diarias, antes y después de cada vuelo. También son comunes los mantenimientos preventivos cada 250 horas de vuelo para detectar piezas a punto de fallar. Asimismo, la lubricación es indispensable para evitar el contacto directo entre las piezas móviles, reduciendo la fricción y el sobrecalentamiento.

Sistema de lubricación en aviación

A diferencia de los motores de automóviles, que son refrigerados por agua, los motores de aviación son refrigerados por aire y trabajan a temperaturas más elevadas, por lo que también tienen un consumo mayor de combustible y lubricante.

El sistema de lubricación en aviación es el encargado de renovar la película de aceite y refrigerar las partes del motor gracias a los aditivos con los que cuenta. En general, los lubricantes para aviones cuentan con tres valores que les permitirán cumplir con las exigencias de los motores aéreos y son: presión, cantidad y temperatura.

El aceite debe tener la presión adecuada para cubrir todas las piezas del motor, sin ocasionar fugas por exceso de consumo. Respecto a la temperatura, el lubricante debe mantener sus propiedades de fluidez ante los diferentes rangos de temperatura para pasar entre las piezas.

En general, existen dos métodos de lubricación:

  • Por cárter húmedo donde el aceite se aloja en el cárter del motor.
  • Por cárter seco donde se aloja el aceite en depósitos externos y se usa una bomba de recuperación para conducir el aceite al depósito.

Tipos de lubricantes para aviación

Tipos de lubricantes usados para aviación

Como te hemos contado hasta ahora, las aeronaves tienen necesidades muy diferentes a las de los automóviles y otras maquinarias, por ello los lubricantes para aviación tienen características especiales entre las que encontramos:

  • Bases minerales. Los lubricantes con base natural o mineral se utilizan porque tienen adecuados rangos de viscosidad, resistencia al calor, a la presión elevada, con aditivos anticorrosivos, anti-desgaste y ayudan a incrementar el tiempo de vida del motor.
  • Bases sintéticas. Los lubricantes sintéticos cuentan con aditivos para resistir el calor, retrasar el envejecimiento del aceite, no son inflamables, emiten mínimos residuos, reducen el consumo de combustible y mantienen una adecuada estabilidad química.
  • Bases semi sintéticas. La mezcla de los lubricantes minerales y sintéticos combina las características de ambos productos y permite incrementar la resistencia contra el desgaste, el calor, ahorro de combustible y prolongan la vida del motor.

Ahora bien, los lubricantes para aviación pueden ser sólidos cuando la temperatura del motor es muy alta y debe soportar vibraciones u oscilaciones externas, además son resistentes al agua. También pueden ser semisólidas (grasas), con alto poder de adherencia para crear la película de lubricante que se necesita para proteger a las piezas móviles. Por último, encontramos lubricantes líquidos (hidráulicos) o fluidos que circulan por todo el sistema manteniendo su fluidez aun en temperaturas bajas por lo que se pueden usar en aeronaves que operan en rangos de temperatura entre -54°C y +135°C.

lubricantes para aviacion

La marca Castrol desarrolla lubricantes para aviación con base en todos los elementos mencionados y muchos otros más para formular aceites y grasas especiales para cumplir con todos los requerimientos de seguridad de la industria. En Pochteca somos distribuidores de Castrol, contamos con la variedad de lubricantes de la marca y con gusto podemos ayudarte a elegir el que necesitas.

Navega por nuestra página web, usa el cotizador para encontrar el producto que necesitas, y si tienes dudas, escríbenos a través del chat en línea.

Archivos