Aceites sintéticos

Los avances industriales que avanzaron con rapidez después de la primera mitad del Siglo XX impulsaron la formulación de lubricantes que funcionaran en condiciones de trabajo muy extremas, ya sea por encima de los 100°C o por debajo de los 0°C en vehículos como aviones de pasajeros, automóviles de uso diario, maquinaria cada vez más moderna y con requerimientos muy particulares.

Este escenario fue el impulso para la formulación de lubricantes sintéticos, los cuales comenzaron a surgir en la década de 1990 mediante tecnologías aplicadas en laboratorios.

¿Qué son los lubricantes sintéticos?

Como su nombre lo indica, son hidrocarburos con una base sintética que se produce en laboratorio de forma masiva, ya sea con productos derivados del petróleo o no.

Si bien el proceso de obtención es más costoso, su uso conlleva muchas ventajas ya que son productos con buenas propiedades de estabilidad térmica ante diferentes rangos de temperatura, resistencia a la oxidación, alto índice de viscosidad, coeficiente bajo de tracción, amigables con el medio ambiente al producir menos contaminantes que las bases minerales y ayudan a optimizar el consumo de combustible.

La base sintética se utiliza para la formulación de una gran variedad de productos que abarcan grasas, fluidos y aceites hidráulicos, de engranes, aceite para compresores, entre otros que se usan en diversas aplicaciones industriales. Su función primordial es reemplazar a los lubricantes minerales y obtenidos directamente del petróleo para mejorar su funcionalidad.

¿Cómo se formulan?

En general, los aceites sintéticos incluyen bases con poli glicoles, ésteres orgánicos, ésteres fosfatados, siliconas y polialfaolefinas para formar moléculas complejas saturadas, que se combinan con otras menos complejas para la producción de bases sintéticas con características específicas.

Además se añaden otros compuestos como el gas etileno destilado, que es un producto utilizado para la formulación de refrigerantes, incrementando el rendimiento del lubricante y también su costo.

Tipos de lubricantes sintéticos

  • Hidrocrack. Una base sintética de procedencia orgánica que se obtiene mediante la hidrogenación de una base mineral de petróleo destilado.
  • PAO. Base sintética de origen orgánico a la que se añaden polialfaolefinas para incrementar su resistencia a la temperatura y reducir su volatilidad.
  • PIB (Poli Iso Butilenos). Base sintética cuya función es eliminar el humo en el lubricante.
  • Ester. Base sintética que no deriva del crudo, sino de la reacción de un ácido graso con un alcohol. Se utiliza en aplicaciones donde se requiere la resistencia a temperaturas extremas como en vehículos aeronáuticos que trabajan con variaciones de -68°C a +325°C.

Lubricantes sinteticos

Características de los lubricantes y aceites sintéticos

A diferencia de las bases minerales que son mezclas de hidrocarburos de origen orgánico, los aceites sintéticos se elaboran con moléculas que tienen la misma molécula en su configuración y tamaño, por lo que tienen una estructura uniforme que mejora su capacidad para mantenerse estable ante un rango diferente de temperaturas.

Aunado a la estructura molecular uniforme, los fluidos sintéticos tienen uniones moleculares idénticas, así como una estructura compleja saturada, y al tener una síntesis con un gas, los productos tienen un alto índice de viscosidad, que hace que los aceites se adelgacen menos ante las altas temperaturas y que se engruesen menos a baja temperatura, es decir, permiten la formulación de lubricantes multigrado.

Los lubricantes sintéticos son libres de cera y cebo, lo que incrementa su funcionalidad y ayuda a que se mantengan en óptimas condiciones durante más tiempo que los minerales.

Beneficios de su uso

Ahorro de energía

El tamaño y la forma idéntica en las moléculas de los lubricantes sintéticos proporcionan un coeficiente de tracción más alto y menor fricción interna, lo que se traduce en una menor pérdida de energía y una optimización del combustible, dependiendo de la aplicación que se le dé.

En general los vehículos lubricados con aceites sintéticos requieren menos torque para el arranque, usan menos combustible, tienen menos riesgos de sobrecalentarse y tienen la ventaja de usar un mismo producto todo el año.

Mayor vida útil

No solo los lubricantes sintéticos tienen una duración de 5 a 10 veces mayor que los de base mineral, extendiendo los periodos de cambios, también incrementan la vida útil de los componentes que protegen.

Esto permite obtener una relación calidad/precio muy alta, pues si bien el costo de los aceites sintéticos es mayor que el de los minerales, los beneficios se traducen en menos costos de mantenimiento, menos paradas en la producción, menos necesidad de cambios.

A largo plazo es más rentable adquirir lubricantes sintéticos de alta calidad.

Mayor resistencia a la oxidación

En los productos con base mineral, la tasa de oxidación aumenta por cada incremento de 10°C en la temperatura de operación. Por su parte, los lubricantes sintéticos no sufren esta variación y se mantienen uniformes ante la temperatura, resistiendo el ataque del oxígeno en presencia del calor.

Esta resistencia antioxidante ayuda a evitar la formación de depósitos de óxido que deterioran a los metales, y los aditivos dispersantes y detergentes mantienen en suspensión a los productos de la oxidación, es decir, las superficies de los componentes se encuentran limpias. Esto se traduce en menor corrosión, herrumbre y menos frecuencia en fallas de los equipos que requieran mantenimiento correctivo.

Otros beneficios son:

  • Mejora el rendimiento de la maquinaria
  • Menos reemplazos y mantenimientos
  • Menos cambios de aceite
  • Menos interrupción en la producción

Ahora que conoces las principales características de los lubricantes y aceites sintéticos, si buscas una de estas formulaciones, entre la variedad de productos de la marca Castrol hallarás la que necesitas.

En Pochteca somos distribuidores de aceites minerales y sintéticos y te invitamos a navegar por nuestra tienda en línea para adquirir los que requieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos