Las piezas y componentes metálicos siempre están en riesgo de corrosión, tanto el tipo de metal como las condiciones ambientales, particularmente los gases y demás fluidos que están en contacto con él, determinan la forma y la velocidad de deterioro, este modo de daño de los materiales puede afectar su desempeño y por lo tanto afectar la maquinaria completa y su producción.

Dependiendo del material a proteger, las condiciones ambientales, el periodo de almacenamiento y del tipo de capa residual que se desea, se determina el preventivo más adecuado.

La corrosión de metales afecta prácticamente a todos cada día, por eso nuestros lubricantes Preventivos de Corrosión Castrol pueden ayudarte a obtener:

  • El nivel deseado de protección contra la corrosión en las piezas acabadas.
  • Un mejor rendimiento en materia al reducir la cantidad de piezas desechadas y residuos.
  • Mayor productividad al reducir la tasa de piezas desechadas y residuos.

Castrol te ofrece una variedad de productos preventivos de corrosión adecuado para cada una de sus operaciones industriales.

Base solvente

Rustilo® DW 4130

Está formulado para otorgar máxima protección interior a largo plazo manteniendo un tiempo de secado razonable, fluido de deshidratación y prevención de corrosión.

Rustilo® DWX 30

Después de la evaporación del solvente, deja una capa protectora ultra delgada que proporciona una excelente protección interior. El rápido secado permite que las partes protegidas estén listas rápidamente.

Base aceite

Rustilo® 630

De uso principalmente para la protección de piezas en el proceso a corto plazo entre operaciones, también puede utilizarse como aceite de lavado para la protección interna de motores y maquinaria.