¿Qué aditivos tienen los lubricantes industriales y cuáles son sus funciones?

Al elegir lubricantes industriales, la principal característica a buscar es la viscosidad del aceite base, ya que es la propiedad más importante pero no la única. Por ello, es importante conocer los aditivos que contienen, de modo que se haga una elección adecuada, que mantenga las piezas en niveles óptimos de funcionamiento.

Los aditivos son compuestos orgánicos e inorgánicos, disueltos o sólidos, que están en un rango entre el 0.1 y 30% del volumen de lubricante, y sus funciones son:

  • Mejorar las propiedades de la base lubricante mediante el uso de antioxidantes, inhibidores de corrosión, agentes antiespumantes y demulsificantes.
  • Suprimir propiedades no deseadas de la base mediante depresores del punto de fluidez y mejoradores del índice de viscosidad.
  • Otorgar nuevas propiedades a la base, con detergentes, desactivadores de metales y agentes de lubricidad.

 

La selección de los aditivos es lo que diferencia un fluido hidráulico de un aceite para motor, uno para turbina o para engranajes. Se eligen con base en la capacidad requerida para una función determinada, para mezclarse con las bases lubricantes, su compatibilidad con otros aditivos de la formulación y la rentabilidad al adquirir el producto para el cliente final. Los más comunes son:

 

Antioxidantes

El óxido es el principal enemigo de los componentes metálicos; se presenta ante las temperaturas elevadas, presencia de agua, en metales desgastados y al contacto con contaminantes.

Una vez que se presenta la oxidación, comienzan a formarse ácidos que provocan corrosión, y lodo que deja depósitos en la superficie. Por ello, los aditivos antioxidantes se utilizan para proteger a las piezas metálicas y extender la vida útil del lubricante.

 

Inhibidores de herrumbre y corrosión

Su función es reducir o eliminar la herrumbre y corrosión al neutralizar los ácidos, formando una barrera de protección, que repele la humedad en las superficies metálicas. Los aditivos inhibidores de corrosión son específicos para proteger ciertos metales, por lo que la formulación será diferente con base en las piezas o componentes donde se aplicará.

 

Mejoradores del índice de viscosidad

Son polímeros de alto peso molecular que impiden que el aceite pierda viscosidad ante el incremento de la temperatura; se utilizan con frecuencia en las formulaciones de aceites multigrado para motor. También mejoran el flujo de aceite a bajas temperaturas, reduciendo el desgaste y optimizando el consumo de combustible.

Estos aditivos se usan para aceites hidráulicos y de engranaje para mejorar los arranques y la lubricación a bajas temperaturas.



Agentes antidesgaste

Se utilizan para proteger las piezas móviles de la maquinaria contra el desgaste y la pérdida de metal ante condiciones de alta temperatura. Se adhieren a las superficies metálicas y reaccionan cuando se produce el contacto metal con metal, ya que se activan por el calor y forman una película que minimiza el desgaste y el daño por los ácidos corrosivos de la oxidación.

Aditivos de extrema presión

Al igual que los antidesgaste, estos aditivos reaccionan ante el contacto de superficies metálicas (de hierro) para formar una película protectora, evitando el desgaste. Se utilizan en aceites para engranajes, y tienen un olor característico a azufre

Cabe destacar que son corrosivos en metales amarillos a altas temperaturas, por lo que no se recomiendan en piezas con aleaciones de cobre o bronce.

Detergentes

Estos aditivos tienen dos funciones: mantener las superficies metálicas calientes limpias y libres de depósitos, y neutralizar el ácido que se forman en el aceite. Se utilizan en los aceites para motor de combustión interna para evitar o reducir las cenizas.

Dispersantes

Se utilizan con los aditivos detergentes para mantener limpios y libres de residuos los motores de diésel; su función principal es mantener dispersas o suspendidas en el aceite las partículas de hollín, además de neutralizar los ácidos de la oxidación.

Antiespumante

Son aditivos que debilitan la pared de la burbuja de aceite, provocando que exploten fácilmente, por lo que reducen la cantidad de contacto aire-aceite y, con ello, la oxidación. Generalmente se encuentran en concentraciones bajas ya que son insolubles en aceite, y si se usan en grandes cantidades pueden provocar un efecto inverso e incrementar el aire atrapado en el aceite.

Modificadores de fricción

Se usan en aceites de motor y fluidos de transmisión automática para disminuir la fricción y optimizar el consumo de combustible.

 

Depresores del punto de fluidez

Son aditivos cuya función es reducir el tamaño de cristales de cera que se forman cuando el aceite trabaja a la temperatura más baja de fluidez, permitiendo que continúe fluyendo sin problemas.

Demulsificantes y emulsificantes

Los demulsificantes evitan que se forme una mezcla de aceite y agua al estar expuesto al vapor, mientras que los emulsificantes crean una emulsión estable de ambos elementos a modo de pegamento.

 

Aún hay otros aditivos utilizados en los lubricantes industriales, pero los mencionados hasta aquí son los más comunes. En la amplia gama de Castrol encontrarás la formulación que necesitas para tu maquinaria, así que te invitamos a navegar por nuestra página web, utilizar nuestro cotizador o chat en línea y contactarnos al correo castrollubricantes@pochteca.net, o al teléfono 800-813-0600 para más información.

Archivos