¿Qué son las certificaciones H1, H2 y H3 en aceites y grasas?

Aceites y grasas industriales

En la actualidad podemos encontrar una gran variedad de lubricantes, grasas, aceites industriales y fluidos hidráulicos que se utilizan para mantener el óptimo funcionamiento de las máquinas y sus motores. Para avalar que son formulaciones de calidad, y que servirán para la aplicación que indica la fórmula, existen diversas certificaciones, y las H1, H2 y H3 se utilizan en las máquinas que intervienen en el proceso de productos alimentarios, garantizando que no son tóxicas para el ser humano.

Debido a los procesos de fabricación, manipulación y envasado, incluso por errores del personal o por una fuga, siempre está presente el riesgo de contacto entre los productos alimenticios y los lubricantes, aceites o grasas de la maquinaria. Y es que la industria alimentaria utiliza lubricantes para sistemas hidráulicos, cajas de engranes, cadenas, compresores de aire y refrigeración, bombas de vacío, entre otras máquinas en las que puede darse el contacto incidental.

Para preservar la seguridad en la industria alimentaria, las certificaciones indican lo siguiente:

Lubricantes H1 

Permiten que la maquinaria y herramientas de trabajo como bandas transportadoras, cortadoras, bombas, mezcladoras, entre otras, funcionen de forma óptima, minimizando la posibilidad de contaminación. Y, en caso de que se dé un contacto incidental, son seguros en dosis ínfimas, son insípidos e inodoros por lo que no cambian el sabor u olor de los alimentos.

Quizás le interese leer: Diferencias entre aceites y grasas industriales

Lubricantes H2

Si bien se consideran lubricantes grado alimenticio, no deben estar en contacto con productos de consumo humano o animal, ya que no son seguros para dicho fin. Deben usarse en maquinaria de la misma industria, pero que no intervenga en los procesos de fabricación, envasado o manipulación para evitar el contacto incidental. No obstante, no contienen metales pesados como mercurio, plomo o selenio, ni sustancias carcinógenas o ácidos minerales.

Lubricantes H3 

Se trata de aceites solubles o comestibles que suelen formar parte de las formulaciones de productos alimenticios, como el aceite de girasol, maíz o soya, y lo dotan de un sabor u olor peculiar, y son totalmente inocuos ante el consumo humano. Se utilizan en la limpieza y prevención de óxido en ganchos, carros y equipos similares.

 

En Pochteca contamos con una extensa gama de aceites, grasas y lubricantes industriales de la marca Castrol para satisfacer los requerimientos del sector alimentario, preservando la seguridad del consumidor y la eficiencia de la maquinaria. Te invitamos a utilizar nuestro cotizador o contactarnos a través de nuestro chat en línea, al correo castrollubricantes@pochteca.net o al teléfono 800-813-0600 para más información, con gusto te atenderemos.

Archivos